hummel Logo 160

Forza logo za Sport Life

LIVESCORE.in
OFF

logo-live-scores1

Víctor Tomàs apuntilla al Kiel a 30 segundos del final

bar - kil 4

FC Barcelona - THW Kiel 26-25 (10-13)

Víctor Tomàs ha apuntillado al THW Kiel a 30 segundos del final de otro super clásico europeo de alto voltaje (26-25). Tras su debut triunfal en la pista del Orlen Wisla Plock, el FC Barcelona Lassa ha conseguido así su segunda victoria en el 'grupo de la muerte' de la Champions después de remontar en la segunda parte el mejor inicio de los alemanes, que han tenido una renta máxima de cuatro goles: 9:13 a un minuto del descanso.

El Kiel ha empezado mandando en el marcador con tres goles de Domagoj Duvnjak en seis minutos (3:4) y las primeras paradas de Andreas Wolff, obviamente ya con galones suficientes para ser tan titular en la portería como Niklas Landin. El equipo alemán se ha movido con ventajas de uno o dos goles con aportación ofensiva de todas sus líneas, demostración de la calidad colectiva e individual del tricampeón europeo. Patrick Wiencek desde el pivote o Raúl Santos desde el extremo han obligado a la zaga azulgrana a estar muy atenta más allá de los fogonazos de la primera línea, con Duvnjak, Vujin y Bilyk a la cabeza.

Gonzalo ha sostenido el pulso de porteros con Wolff (nueve paradas del toledano por 10 del alemán en la primera parte) y Víctor Tomàs, corajudo como siempre, ha tenido el empate en un tiro a bocajarro atajado por el meta visitante: 6:7 en el 15'. Ambos de la misma edad (25), Gonzalo y Andreas están llamados a ser dos guardametas de referencia durante muchos años. El Kiel ha estirado su renta a tres tantos en un contragolpe de Niclas Ekberg (8-11 en el 19'), momento en el que el partido ha entrado en una fase con las defensas y los porteros imponiendo su ley. Tomàs ha desatascado la situación tras un tiempo muerto de Xavi Pascual (9:11 en el 24') y Bilyk ha acabado con ocho minutos secos del Kiel, una ventaja que ya han mantenido los teutones hasta el descanso (10:13). En los últimos 11 minutos del primer acto ambos equipos apenas han perforado dos veces la portería rival.

En la reanudación dos exclusiones seguidas a Santos y Toft Hansen han servido de mecha para un inicio fulgurante del Barça, que empatado el encuentro después de muchos minutos con una 'rosca' espectacular de Tomàs: 13:13 en el 34'. Tres paradas de Gonzalo han encendido más al público y retrasado seis minutos el primer tanto alemán, obra de Ekberg. Pero el Kiel es uno de esos equipos que saca petróleo de cualquier circunstancia y ha recuperado enseguida los tres goles de ventaja, otra vez con Duvnjak al frente de las operaciones: 13:16 en el 39'. No había tregua para nadie y, con Gonzalo encandilando con sus intervenciones, el Barça se ha reenganchado con soltura en el marcador con una fantástica vaselina de Sorhaindo: 19:19 en el 44'.

Cada balón ha sido oro a partir de ese momento, el choque igualado al máximo. Dos goles seguidos de Syprzak han puesto al Barça por delante por primera vez en todo el partido (22:21 en el 50'). El técnico del Kiel, Alfred Gislason, ha optado por colocar a Landin entre palos en lugar de Wolff y el danés ha seguido con el extraordinario duelo de porterías. La dureza defensiva del Kiel se ha cobrado la tercera exclusión de Toft Hansen en el 54' y a continuación otra a Zeitz, pero los visitantes han salvado la situación manteniendo sus opciones intactas: 24:23 en el 57' con tanto de Tomàs. El partido estaba condenado a resolverse en algún detalle final.

La exclusión a Wiencek ha dejado al Kiel con un hombre menos los dos últimos minutos del choque, pero Weinhold, con amenaza de pasivo, ha igualado el tanto anterior del azulgrana N'Guessan: 25:25 a falta de 1'20" para la conclusión. Tomàs ha logrado el gol de la victoria a 30 segundos del final (26:25), recompensa a otro partido muy serio de un Barça altamente competitivo por más que esté en reconstrucción con la llegada de seis jugadores nuevos.

La barrera ha blocado el tiro de Bilyk ya con el cronómetro a cero y el Palau ha celebrado con ganas otra victoria de prestigio ante el Kiel.